La equitación de tradición francesa

 

La equitación de tradición francesa es un arte de montar basado en una relación armoniosa entre el hombre y el caballo, que excluye el empleo de efecto de fuerza física o de coacción sicológica tanto en la educación del caballo como en la manera de llevarlo.

La fluidez de los movimientos obtenida por la flexibilidad elástica y suave de todos los resortes garantiza la participación del caballo de manera tranquila y relajada en los ejercicios solicitados. De este respeto por el caballo y su carácter resulta una gran discreción en las intervenciones del jinete, hecha de elegancia y de sobriedad. La marca de la equitación francesa reside, pues, en la perfecta « ligereza », que los movimientos sean sencillos o complicados, y no en movimientos extraordinarios.

Esta tradición ha conocido debates de escuela, rivalidades, disputas. Se ha enriquecido con contribuciones extranjeras, como la monta en exterior venida de Inglaterra, o la posición « en suspensión » (con el busto hacia adelante) para el salto de obstáculos del Coronel Caprilli, venida de Italia. Ha sabido adaptarse a las exigencias cambiantes de la equitación militar, luego a las solicitudes de la equitación deportiva, y ahora de la equitación de ocio.
Si los saltos de escuela, tales como el Cadre Noir sigue practicándolos en Saumur dan testimonio de la permanencia de prácticas mucho más corrientes antes, si la equitación situada en el nivel más alto de la competición deportiva y la doma más elaborada constituyen sus dominios de excelencia, su dimensión humanista de elegancia, de discreción, y de respeto por el caballo trae a los jinetes de todos los niveles y de todas las edades las satisfacciones que proporcionan una relación armoniosa y segura con el caballo. La equitación de tradición francesa es una escuela que no se reduce a las técnicas de equitación : también es una escuela de comportamiento personal, a la escucha de los demás, y respetándolos. La dimensión cultural de este patrimonio, reafirmada por la UNESCO, enriquece las prácticas caballeras de todo el entorno histórico e intelectual que abarca la equitación de tradición francesa.

FacebookTwitterGoogle+PinterestTumblrPartager